Experiencia en la granja escuela Riera d’Agres

Como os comenté por las redes sociales, la pasada semana disfruté de tres geniales días de colonias con mis compis tutoras de 5 años y sus peques. Hace años que el cole donde trabajo (Les Carolines) acude a la Granja escuela de Agres (cerca de Alcoi) y yo había sido testigo de infinidad de buenas referencias de ella. Pero es que la experiencia ha superado mis expectativas y por eso quiero compartirlo con vosotros.

Compis del mundo que estéis buscando una granja escuela más que completa, ¡acabáis de encontrarla!

El principal atractivo de esta granja, para mi, son sus fantásticas instalaciones. Se trata de una casona antigua totalmente restaurada rodeada de gran terreno vallado (plus para nuestra tranquilidad) donde sus animales campean a sus anchas. Ver perros, gatos, gallinas, gallos y niños correteando juntos por allí, es una delicia.

Riera d'Agres

Disponen de infinidad de elementos naturales emplazados por el espacio para el disfrute de los peques, troncos de árboles y cuerda para escalar, una tirolina, un tipi de palos…

Exterior

También cuentan con un establo con animales, entre ellos ovejas y la burra Canella, una cabaña (¡la caña de la bruja!) con material para talleres, una antigua capilla, un paellero, un bosque para explorar…

Pero además, si aun no os he convencido de que esta granja debería estar en el TOP TEN de las granjas escuelas, os cuento que sus monitores son increíblemente fantásticos. Divertidos, con infinidad de recursos para motivar y captar la atención de los peques, pacientes, comprensivos…

La realización de los talleres transcurrió en un clima tranquilo y relajado, sobretodo porque todos estaban adaptados a su edad y el tiempo de duración era correcto. Además cada monitor se encargaba de un taller en concreto y los peques iban pasando por cada uno de ellos en pequeños grupos de 10. Esta manera de organización me parece estupenda, ya que todos los monitores conocen a los niños y a la vez éstos no se cansan de estar siempre con el mismo responsable evitando así la creación de conflictos a lo largo de los días.

Nuestros carolineros disfrutaron de los siguientes talleres:

– estampación: estampación de flores y plantas en un trozo de tela de manera artesanal

Estampació

– collar de lana: trabajando el proceso de la lana,

por lo que cortaron un trocito de lana de la oveja Berta

para poder realizar las bolitas de su collar

Proceso de la lana

– cocina de rosquilletas: conociendo sus diferentes ingrediente y probándolos

– observación del entorno: buscando piñas para observar diferencias (algunas comidas por las ardillas) escuchando el corazón de Borrelló…

Observación del entorno

Borrelló

– cuidado de los animales: visitando los establos y dando de comer a los animales entre otras cosas

También disfrutamos de dos paseos por los exteriores de la granja. El primer día conocimos la historia de las antiguas vías de tren y la estación y el segundo los peques pudieron experimentar un auténtico paseo en la burra Canella, mientras el resto paseábamos tranquilamente.

Estación de Agres

Canella

E incluso tuvimos actividades nocturnas con nuestras linternas para acabar agotados y caer rendidos en las literas 😉

Actividad nocturna

Si después de toda esta información estáis interesados en tener más datos todavía, no dudéis en visitar su web y poneros en contacto con ellos. Estoy segura que sus dueños, quienes tienen el privilegio de vivir en una casita dentro de la propia granja, os atenderán estupendamente al igual que hicieron con nosotras y  nuestros peques.

¿Qué os ha parecido esta granja? ¿La conocíais? ¿Alguna otra para añadir en la lista de TOP TEN?

CC BY-NC-SA 4.0
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà